miércoles, 30 de enero de 2013

La historia de Mauro Icardi

   Es rosarino, hincha de Newell's, fue fichado por el Barcelona desde chico, tentado por el seleccionado Español y marcó cuatro goles el pasado fin de semana. No, no es Lionel Messi: es Mauro Icardi, el jugador que está de moda en Europa y del que hablan todos los argentinos.
 
 Mauro nació el 19 de febrero de 1993 en Santa Fe, aunque a los 6 años se mudó con su familia a Canarias, España. Allí, comenzó a jugar en el Vecindario, donde anotó 500 goles en divisiones inferiores, lo que llamó la atención de varios clubes de España -incluidos el Real Madrid y el Barcelona- y del Arsenal y Liverpool.

 Finalmente, fue el Barcelona el que se lo llevó en el 2008 para estar en La Masía. Con el antecedente de Lionel Messi, es esperaba otro futuro crack vestido de azulgrana, pero las grandes estrellas que están en el equipo catalán no lo dejaron subir al primer equipo. Es por eso que, en enero 2011, fue prestado a la Sampdoria hasta el final de la temporada, con el fin de poder crecer y madurar en un equipo más chico pero en el que tendría la posibilidad de jugar. Desde entonces, su suerte cambiaría.

 La Samp, cumplido su contrato de préstamo en junio de 2011, compró su pase al Barca por 400 mi euros -aunque el equipo español se reservó un 15 por ciento de cobro en un futuro traspaso-. En el equipo genovés, que estaba en la Serie B italiana, arrancó bien y fue fundamental para el ascenso a la Serie A. De hecho, le marcó su primer gol al Juve Stabia para la clasificación a los playoffs del ascenso. Luego, Sampodia subiría a primera.

 Ya en esta temporada, en Primera División y con un rol protagonista, Icardi debutó como titular en el clásico ante Genoa y anotó un gol. Luego, le haría un doblete a la Juventus -líder del torneo y último campeón italiano- para el triunfo por 2 a 1. Y el pasado fin de semana, hizo cuatro en el 6 a 0 al Pescara.

 Ahora, varios equipos italianos lo quieren. El Inter, que lo ve similar a Diego Milito, hizo un sondeo. El Nápoli hizo una oferta de tres millones de euros por el 50 por ciento del pase, pero fue rechazada. El Milan propuso cinco millones por la mitad de su ficha. Y el Barcelona también quisiera tenerlo de vuelta, claro. En total, van 18 partidos y 8 goles -16 y 7 en esta temporada- lo que provocó que en Europa se comiencen a fijar en él. Y también en Argentina, su país natal.

 Ahora, trascendió la noticia de que el director técnico italiano, César Prandelli, desea que juegue para la selección italiana de cara al Mundial de Brasil 2014. Esto, sumado a una anterior propuesta -rechazada- del seleccionado español cuando era pequeño, encendió la alarma en la AFA. Si el juvenil de 19 años decide disputar un encuentro para otra selección, no podría vestir la camiseta argentina, porque si bien disputó algunos amistosos y torneos, no debutó oficialmente. De hecho, Samporia no lo dejó viajar al Sudamericano de Mendoza, lo que podría haber sellado su vínculo con Argentina.

 Germán Lerche, secretario de selecciones, ya confirmó que Icardi desea jugar para la albiceleste. Mauro, por su parte, habría declarado que su sueño es jugar con Messi, a quién se cruzó y entrenó varias veces cuando estuvo en Barcelona. Las grandes estrellas de Argentina le impedirían tener un lugar actualmente, aunque se sueña con otro futuro crack que, al igual que su ídolo Lionel, juegue para Argentina.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada